« Cynefin: a manera de resumen | Main | Agile Entrepreneur »

01/12/2010

Comments

 Mario

Marcos, gracias por tu comentario :)
Es cierto, los ejemplos que cito están sesgados hacia lo profesional. Está claro que los impulsores de la evolución de las personas no se encuentran sólo en ese ámbito: un accidente, la muerte de un ser querido, trasladarse a otra ciudad o país, la llegada de los hijos, etc, etc, etc... todo eso va conformando nuestro desarrollo como personas. Más bien el punto al que quería llegar es que todo eso hace que cambiemos, nos demos cuenta o no, y que los miembros de la pareja cambian a distinto ritmo, lo que tarde o temprano provocará la aparición de "contradicciones". En realidad podría haber escrito el post en un sobre de azúcar :-)

Y claro que es un tema complejo y por supuesto que no soy ningún experto en terapia conyugal o familiar, ni pretendo serlo!! :-)

marcos

Los ejemplos que ilustras de pareja son muy ligados a lo profesional.
Existen múltiples factores, la mayoría incontrolables en una relación de pareja/familia: resto de la familia (hijos, padres, tíos, cuñados...) [¡en Navidad hay que sufrír tío!], tareas domésticas ¡no se puede comer siempre en casa de mami!, vacaciones o momentos de ocio para compartir, la televisión (que une bastante...).
En fin, creo que el tema familiar o de pareja es muy complejo.
Alguien lo resuelve diciendo que es un tema de paciencia. Pero no es la única forma de hacerlo.
Mola el consultorio este...

The comments to this entry are closed.

Categories