« The Picture That Proves Iran Election Was Rigged | Main | Hablar con extraños y otras felicidades [un experimento] »

06/19/2009

Comments

 Mario

Philippe, ya sabes, los humanos somos fabuladores natos! Con todo, sigue gustándome más mi versión... que por cierto también te asegura que te quedas con la de las tetas más grandes :-)

PHILIPPE

hemmm... nuestro hombre, el de las tres pretendientes, simplemente eligió a la que tenía las tetas más grandes (perdón por la ordinariez).
A veces, analizamos mucho y resulta que las personas y sus expectativas, son mucho más simples de lo que pensamos.

 Mario

Philippe, qué bonita tu historia también, hombre... deja que adivine...

El hombre era un alto cargo civil de la revolución iraní, hombre de confianza del ayatolah Jomeini, que consiguió reunir en pocos años un gran poder e influencia.

Tenía pasta de sobra para quedarse con las tres mujeres, que era de hecho lo que tenía pensado hacer desde el principio. A la tercera de las esposas la puso al frente del hogar, para que lo gestionara con sensatez. A la segunda, que era un poco empalagosa para su gusto, le encargó el cuidado de los hijos nacidos en los tres matrimonios. Demostró ser una madre admirable [aunque un tanto consentidora, eso sí]. A la primera, pues... lo único que le pidió fue que siguiera cuidándose para él. Durante años la visitó por las noches, un día sí y el otro también, para... bueno, eso.

Y todos fueron felices y comieron perdices, hasta que al gilimierda del Ahmadineyad se le ocurrió dar un pucherazo electoral.

 Mario

D. Telémaco, es ud. bienvenido a discrepar!

Lo de que la felicidad depende en gran medida de tus expectativas... totalmente de acuerdo, no creo que nadie te lo discuta. Pero en este caso es irrelevante, porque ya te lo estoy diciendo yo, no necesitas información adicional para determinar cuál es más feliz, porque es el primero! Ea, es mi interpretación de la p#t@ historieta de los c@j@nes! Y es que si alguien volvía a contarme el cuento, iba a cometer un tonticidio! Ahora simplemente les reenviaré a este post :-)

Por lo demás, estos tres afortunados individuos no tenían jefe, ergo, el resto de tu comentario no aplica.

Ay, Telémaco, tú y tus jefes... :-)

telemaco

Vaya! me temo que discrepo.

Para saber cual es el más feliz nos falta información. Porque sería necesario saber cuales eran las expectativas de cada uno de ellos y compararla con lo que en su opinión hacen.

Si esperas ser un buen tallador de piedras y tú te consideras justamente eso, y los demás también te consideran eso, o incluso hacedor de catedrales, entonces serás feliz. Lo malo es cuando es justo al revés.

Pero si el jefe te exige que te impliques como si estuvieses haciendo catedrales a la hora de pedirte responsabilidades y luego cuando se trata de hablar de tus derechos sólo te concede los de tallador de piedras.....:(

PHILIPPE

muy buen ejemplo de como según el punto de vista se puede juzgar las cosas de forma diferente.

Me recuerda la hostoria del hombre que tiene tres bellísimas e inteligentísimas pretendientes y le da $10,000 a cada una para que hagan lo que les parezca.

La primera lo gasta en ropa y artículos de belleza para estar guapa pàra ÉL, la segunda lo gasta en regalos para ÉL por que para ella ÉL es lo más importante de su vida, la tercera ahorra e invierte el dinero para su futura feliz vida con él.

¿A cual de las tres elige? (la respuesta es evidente)

The comments to this entry are closed.

Categories