« 'Supply Chain at Warp Speed' [a review] | Main | Happy birthday, Chuck! »

02/08/2009

Comments

un_pymecito

Se puede equiparar un cisne negro con un número primo y esa sería la manera de reconciliarlos en cierta medida..

Saludos.

Mario

Caballeros, tengo unos lectores que no me merezco :-)

Gonzalo, tu respuesta es casi punto por punto la que yo hubiera dado, pero mejor explicada, sin duda, de lo que yo lo hubiera hecho. Personalmente creo que Goldratt es un poco näive [TOMA YA sobrada!] en su glorificación de la lógica causa-efecto. En otras palabras, creo que Goldratt en "The Choice" subestima el papel del Azar con mayúsculas, de lo "Desconocido Desconocido" que dice Taleb. En una segunda vuelta a esta idea, creo que sencillamente tanto uno como otro tienen razón, pero cada uno en un contexto diferente. La pista me la ha dado Steve Holt, remitiéndome al trabajo de David Snowden y su modelo Cynefin. Creo que profundizaré sobre esto en otro post.

Por lo demás, coincido en lo de la posición más sensata, la que tan bien ilustras con esa cita de San Ignacio de Loyola. Castaneda lo llamó el Desatino Controlado del Guerrero: "Un guerrero debe saber que sus actos son inútiles y, a pesar de ello, proceder como si no lo supiera".

Antonio, veo que tenemos más de una coincidencia en nuestras bibliotecas! Personalmente creo que Goldratt no ha entendido a Popper [TOMA YA, la segunda, eh?]. No sé hasta dónde has llegado con The Choice, pero cuando leas, si no lo has hecho, las referencias al uso de la Categoría de Reserva Legítima "Efecto Predicho"... pregúntate si la descripción de Goldratt se ajusta al falsacionismo de Popper. Mi opinión es que no lo hace. Goldratt te pide que busques en el sistema y/o en su entorno un efecto que CORROBORE tu hipotesis, cuando debería saber que es imposible estar seguro de la certeza de la misma - sólo podemos demostrar que es falsa. Debería recomendar que busquemos evidencias CONTRARIAS a nuestra hipótesis. Cuantas más veces supere la prueba, más seguros podremos estar de que puede estar en lo cierto.

Aciertas con lo de la IS y la lógica deductiva. La herramienta de la que Goldratt habla sin nombrarla en ningún momento es el Árbol de la Realidad Actual, una herramienta que emplea la lógica "de suficiencia", que es una lógica deductiva. Paradójicamente, muchos creen que los impresionantes "insights" que han dado lugar a las potentísimas soluciones de TOC por las que Goldratt es justamente conocido, nunca hubieran podido encontrarse tan sólo empleando una lógica deductiva.

JoséM, ¿Parezco un Talibán? :-)

gonzalo

Si no estoy equivocado, un buffer nos protege contra la variabilidad inherente de todo proceso. Goldratt no niega la existencia de elementos aleatorios que condicionan las relaciones de causa y efecto: lo que creo que hace es poner de manifiesto que un análisis científico nos ayuda a aclarar esas relaciones y encontrar el punto sobre el que actuar para modificar a nuestro interés el funcionamiento del sistema y protegernos también de la aleatoriedad intrínseca. Y esto es algo que la mayor parte de los análisis no tienen en cuenta, llegando a una concatenacion de causa y efecto determinista. Vamos, que en mi opinión Goldratt tiene clarísimo que el azar es parte de nuestra vida.

Pero claro, no hay sistema que resista un cisne negro. La mejor fábrica del mundo, esa que sigue fielmente las recomendaciones TOC, con unos excelentes resultados, puede verse afectada por una inundación, por ejemplo, y perder de un plumazo toda su capacidad. No hay buffer que pueda soportar semejante variabilidad. Creo que la situación global actual es un cisne negro (con alas hechas de billetes) que escapa al análisis de Goldratt pues es un efecto/causa aleatorio externo al sistema, ajeno al funcionamiento de cualquier empresa individual. Su último artículo, y me duele decirlo, no me ha convencido. Temo que la recuperación esperada no va a producirse tan rápidamente como nos gustaría a todos.

Pero tu pregunta es cómo reconciliar la posición de Taleb con la de Goldratt. En realidad sólo están opuestas una vez cada xaños, cuando se produce el cisne negro. El resto del tiempo la variabilidad juega con las normas de Goldratt y es un gran mérito suyo el ponerla de manifiesto y hacernos conscientes de su importancia. Tal vez sirva una cita de Ignacio de Loyola quien decía: "Actúa como si todo dependiera de ti. Reza como si todo dependiera de Dios." ¿Se podrá soportar esta esquizofrenia?

Saludos a todos.

Antonio España

Mario,

Casualidades de la vida (o debería decir causalidades ;-), me ha llegado el libro del Dr. Goldratt justo el día que terminaba la autobiografía de Karl Popper, a quien había precedido convenientemente el Fooled by Randomness (en correctísimo inglés, of course) de Taleb (el Cisne Negro cayó en verano, este en español y con traducción aceptable).

Me queda sólo por leer el último capítulo, pero puedo decir que, teniendo fresco en la memoria los otros dos libros mencionados, me estaba haciendo la misma pregunta que tú.

Creo que la clave a la respuesta viene precisamente vía la referencia a Popper, nexo de unión entre ambos ya que los dos lo mencionan (aunque Taleb más insistentemente que Goldratt, que sólo lo nombra de pasada).

Y es que los tres coinciden en el espíritu crítico, en no dar nada por sentado. Es decir, en no asumir determinadas relaciones causa-efecto porque sí, porque nos lo diga alguien con "autoridad" o porque nos dé pereza pensar en la segunda derivada (explorar las posibles ramificaciones).

Goldratt habla de testear hipótesis y validarlas con la experiencia. El método científico que propugna Popper habla de formular teorías (hipótesis o conjeturas) y contrastarlas buscando refutaciones.

A priori parecen opuestos, pero en el espíritu de lo leído creo no lo son tanto. Lo digo por lo de la "humilde arrogancia": humilde para pensar que uno puede estar equivocado o no saberlo todo y arrogante para pensar "out of the box" y creerse capaz de generar nuevas hipótesis.

O por lo de la "inherent simplicity", que no es sino la búsqueda de las causas raíces vía una lógica deductiva, más que inductiva (a mi parecer); aunque a priori pueda parecer justo al contrario, que Goldratt es un defensor de la lógica inductiva.

En fin, es mi opinión. Tú conoces infinitamente mejor las posiciones del Dr. Goldratt y puede que no pienses así y con razón.

Saludos,
Antonio.


josempelaez

Mario, me alegra que hagas esa pregunta porque había llegado a pensar que suscribías punto por punto todo lo que opina Goldratt sobre la razón y el método determinista frente a la emoción y la eventualidad.

The comments to this entry are closed.

Categories