« Vetusta Morla | Main | La Economía es 'sexy' [dedicado a M@k] »

04/01/2008

Comments

Mario

Raúl, acabo de darme cuenta de que, respondiendo a la "crítica percibida" de forma automática [soy humano, lo sé!!], en realidad no había respondido a tu última pregunta jeje la leche... en fin, ahora sí, respondiendo a tu pregunta, en mi humilde opinión tus sospechas están fundadas. He visto a menudo en mis talleres como los alumnos utilizan los argumentos más peregrinos para dar soporte o justificación a una idea o decisión que ya tenían de antemano en la cabeza. Bueno es saberlo para tratar de evitarlo!

Mario

Raúl, muy buena observación. La verdad es que después de escribir el post también yo me quedé un poco con esa misma sensación... ¿Cómo de "innovadora" es la propuesta? En una escala de 1 a 5 (niveles inventivos de Altshuller) probablemente se quedaría en el 1.

Es cierto que lo que me interesaba era más describir el proceso que convencer de la bondad del método, algo que la verdad, me parecía innecesario. Para esto tendría que haberme trabajado un poco más el ejercicio, porque lo cierto es que rara vez encuentras la idea feliz a la primera [aunque también ocurre].

De hecho, lo que aconsejo en mis talleres y en actuaciones de consultoría es, en primer lugar, INSISTIR en la búsqueda de algo realmente nuevo. La búsqueda deliberada de alternativas funciona, puedes creerme. En este caso no tenía una gran motivación para esforzarme, pero cuando la cosa va en serio es fundamental no conformarse con la primera idea que se te ocurra. Lo correcto es establecerse una CUOTA mínima de alternativas a generar. Por ejemplo, en un ejercicio de este tipo, suelo fijar una cuota de entre 3 y 7 alternativas. Malo es que alguna no sea mínimamente interesante.

En segundo lugar, aconsejo cambiar de herramienta o combinar dos de ellas - por ejemplo, partiendo de esta primera idea de "acción radical", utilizar el Método de la Huida o algún Método de Puente (ej, Inversión) para generar una propuesta realmente provocadora, o plantear una contradicción que actúe como desencadenante de otros procesos creativos.

Un ejemplo de mientras escribo: dinamita sugiere la idea de hacer volar por los aires lo que te causa un problema. De repente me viene a la cabeza la [salvajada] PO Dinamitamos todos los suministradores de comida basura alrededor de los colegios. Eso me lleva a una ordenanza municipal que prohiba situar un establecimiento de comida rápida o de golosinas a menos de 1000 metros de cualquier colegio. ¿Empieza a ser más "creativo"? ;-)

De todas formas, la idea de un "Operación Báscula", un reality show, concurso entre colegios televisado, etc, joder, creo que tampoco es "más de lo mismo" exactamente, ¿no? ¿O a ti ya se te había ocurrido? :-)

Raul

Leyendo esta entrada he tenido un par de sensaciones. La primera de sorpresa y curiosidad..."eso de la dinamita tiene pinta de ser explosivo"... es decir, ha despertado mi interés. Sin embargo al llegar al resultado final, a la solución al problema, la sensación ha sido de decepción, de uf.."eso" ya lo he oído antes.

Al hilo de lo cual me surgen las siguientes cuestiones.. ¿buscamos nuevos caminos para justificar nuestras ideas y/o creencias (preestablecidas) o buscamos nuevas soluciones a los problemas de siempre? ¿de verdad queremos resolver nuetros problemas o simplemente "reescribirlos" de otro color?

Mario

Cuánto me alegro de que le guste, Don M@k! Lo cierto es que intento pasarlo bien con lo que hago :-)

Guzmán, ¿Qué tal? Pues sí, eso pasa :-)

Telémaco, yo quisiera ser como tú sin esperar a ser mayor! :-)

telemaco

Me encantan esas técnicas. Yo de mayor quiero ser como tú.

A mi que me he levantado muy primario, me sugiere directamente ponerle un cartucho de dinamita a cada célula adiposa y reventarla para siempre.

Sé que es un burrada pero el Dr. Danilo Castro se dedica a algo parecido con un láser.

http://www.med-estetica.com/Cientifica/Revista/n26/intralaser.html

Guzmán

A mi me ha pasado de todo en los cursos. Y tienes razón con lo de que debemos trabajar con la palabra que nos toque. Siempre hay alguien que a modo de Homer(esta no vale, esta tampoco) no se conforma con su palabra y quiere otra que le "venga mejor".

M@k, el Buscaimposibles

¡Qué cosas más interesantes hace usted, don Mario!

The comments to this entry are closed.

Categories