« R-E-S-P-E-C-T | Main | Situacionista, ¿por elección? »

11/25/2005

Comments

Mario

Amigo Loquivero, yo mismo no lo hubiera expresado mejor!!

Loquivero

Yo creo que la gratuabilidad de la vida estructurada, es cierto incierta cuando la dependencia funciona es heradada de la granularidad esterelizada de una pensamiento anti correctivo pero definitivo y censurado por volunatas propia y no por la genetica de la discrepancia neo liberal de las decadas pasadas en un ambiente caotico por constelaciones anti ganicas de la locacion peronista no maximista y alianista.

Espero haberme expresado correctamente... saludos
Jo

Javier Sanz

Quizas existe un supuesto subyacente que no ha sido explicitado y que afecta a todas las ramas. Creo que ese supuesto infiere que la flexibilidad de adecuación de una plantilla es alta y reduce el conflicto a si incorporo antes o despues al personal.

Otro supuesto oculto podría ser formulado si en vez analizar como incorporo al personal en plazo dentro de un proyecto me centro en analizar que hago con el personal si el proyecto termina.

Las reflexiones que apunto creo que tienen sentido si lo analizo desde la perspectiva de la empresa, y no tendrían importancia si lo analizo desde el punto de vista de un responsable de equipo dentro de una consultora pero en este último caso estaría tratando de resolver un óptimo local.

David Monreal

Yo creo que sobrecargar la estructura sin unos planes seguros de crecimiento es un poco suicidio. Además tampoco sabemos qué carga de trabajo extra puede soportar nuestra estructura actual.

En cuanto a gastos, no sólo son los salarios de los recién llegados sinó los gastos de contratación, PCs, teléfonos, mesas, formación para estos nuevos perfiles, etc.

De todos modos, a mi me gusta ser previsor e intento detectar los candidatos a ser ascendidos y a preparar de antemano los movimientos.

De todos modos, todo depende de la razón de este posible estirón.

Un saludo!


D.

Euge

no puedo estar más de acuerdo en que formación = inversión, y no solo en empresas de capital intelectual... lástima que contablemente no tenga este tratamiento...

oscarm

Mi impresión es similar a la de Gonzalo. Es evidente que contratar sin previsiones de ningún tipo es una locura.

Po otro lado, contratar a alguien y a las dos horas llevartelo al cliente es un suicidio. A los pocos días (o menos si realmente hay demanda) ese tío se va a largar.

El truco está en modificar la forma en que se forma. No vale eso de soltarle a alguien un tocho de documentación, o decirle que en tal dirección de la red tiene todo lo necesario.

Y todo esto sólo tiene sentido si aplicamos el sentido común a la hora de contratar. Si una empresa va a realizar una campaña para vender un producto (o espera un repunte de las ventas), debería identificar a los mejores trabajadores del mercado en ese tema; y tener previsto un plan de incorporación/formación interna para el caso de que las cosas vayan bien.

Y releyendo el comentario de Mario a Telémaco se me ocurre una cosa más. El argumento: "debo retrasar la contratación de profesionales para mantener controlados los gastos operativos o más bien para mantenerlos ajustados al nivel de ingresos" es cierto si consideramos la formación como un gasto/coste.

Pero en una empresa de capital intelectual, los gastos de formación (o en el caso de contrataciones, de adquisición de conocimiento) no se deberían considerar coste, sino inversión. Creo que eso cambia un poco las cosas e invalida, en mi opinión, el supuesto.


Bufff, vaya rollo acabo de soltar.

Gonzalo G. Cotorruelo

Un tema complejo... Para mí, hay un problema en el modelo de la consultoría en general, y es un tema de base: como somos "expertos" en todo, y así no se puede ir por la vida. Probáblemente se debría ser más francos con ese tema y asumir que somos gente con una capacidad por encima de la media de aprender rápidamente y con mucha voluntad para pasar largas horas en la oficina.

Está claro que no se puede contratar para tener a gente parada esperando proyecto y formarles mientras tanto, porque normalmente no se sabe en qué proyecto van a entrar. Pero lo que sí se puede hacer es hacer previsiones de crecimiento más concretas y apostar por ellas. Así sí que se podría "acertar" más con los perfiles que se reclutan.

Por otra parte, la formación es clave, pero creo que si un jefe de equipo ya sabe de lo que va el tema, tiene capacidad suficiente para formar a su equipo. El problema es que se ha de dedicar tiempo para ello. Yo apostaría por un periodo de 2-7 días para formación previa a comenzar el proyecto, y otros 2-5 días para documentar lo aprendido (no me refiero a dejar la documentación en un repositorio, sino a explicar cuáles son las claves del proyecto, los errores más comunes y peligrosos, y los números de teléfono y direcciones de mail de los que han participado en ese proyecto).

En resumen:

- Es poco factible contratar para formar sin proyecto a la vista, pero sí se puede incorporar a gente afín a las áreas de conocimiento que supondrán un mayor porcentaje de la facturación.

- La formación dentro del proyecto es factible y muy buena, pero para no parecer un inepto en la reunión de kick-off, la gente tiene que tener idea de lo que está hablando, y para eso hace falta una formación previa.

- Si se aprovecha lo aprendido por otras personas que ya se han enfrentado al mismo "problema", entonces se reduce mucho la formación tipo "échale un ojo a estos artículos de Meta y revisa los 7.000 folios de documentación de los tres proyectos anteriores". Eso sí se puede asumir, y según una serie de cálculos de servilleta que hice con algunos compañeros, era muy pero que muy rentable.

Mario

No será tan fácil, amigo Telémaco! :-) Es cierto que el conflicto no existe - de hecho, ese es el punto de partida del enfoque TOC en el empleo de esta herramienta - pero sí que es PERCIBIDO como real. ¿Qué supuestos sostienen esa percepción? Hay muchas personas que creen firmemente que "Para garantizar la viabilidad de la empresa hoy y en el futuro" ES NECESARIO - no suficiente, pero sí necesario - "Asegurar que sólo se incurre en gasto de personal que esté plenamente operativo" o, dicho de otra manera, que sólo contratemos personas "contra" proyectos.
¿Por qué? Pues me vale lo que me dices: para mantener controlados los gastos operativos o más bien para mantenerlos ajustados al nivel de ingresos. A mí no me parece que ese supuesto sea incorrecto... ¿o sí? ;-D

telemaco5

"Porque de esa manera mantenemos el ratio de ingresos por consultor...".

No estoy muy seguro de ello, lo único que conseguimos es no aumentar los gastos operativos de la consultoría. Pero para mantener el ratio de ingresos, dadas las fluctuaciones en la demanda y otros tipos de incertidumbre (gripes, cambios de empresa, problemas varios,etc.) siempre es necesario mantener un exceso de capacidad que proteja el flujo de ingresos.

Por eso creo que este conflicto no existe, pues la rama inferior pierde sentido.

oscarm

Gracias por la mención. Luego le echo un vistazo.

The comments to this entry are closed.

Categories