« ¿Cómo verifico que existe una oportunidad de negocio? [3] [REVISADO] | Main | La cuestión del millón de usuarios »

10/31/2011

Comments

Mario López de Ávila Muñoz

Genial... sólo recuerda que la diferenciación de la que hablas debe ser apreciada positivamente, en último caso, por el mercado. Conozco muchos emprendedores con soluciones 'diferenciadas' que se diferencian en lo que menos importa a sus clientes. El punto de partida debe ser siempre que la solución que actualmente emplean tus potenciales clientes es insatisfactoria en algún aspecto, mejor cuanto más "duela" dicho aspecto. La mejor diferenciación es la que viene de resolver eso que los otros no resuelven. Bueno, miento... la mejor diferenciación es la que hace el problema irrelevante - la que acaba con él de raíz. La mejor diferenciación es... ¿? :-)

Paco

Es un placer leerte, Mario, y tu respuesta es completísima.
Vale, lo veo. Está claro que si solo no puedes lograr un objetivo y a tu competidor le ocurre lo mismo, conviene la alianza hasta que se consigue. ¡Entrevistémonos pues!
En mi caso, ahora estoy montando un negocio en temas de atención al cliente y aunque ya hay empresas que buscan solucionar el problema al que nosotros nos dirigimos a través de enfoques más o menos verticales, nuestra visión del problema y los principios desde los que lo abordamos ya nos diferencia a nuestro entender. De hecho nos lleva a soluciones distintas y probablemente a un tipo de cliente en concreto que comulgue con nuestra visión y principios. Nos queda saber si estamos equivocados o no: el movimiento se demuestra andando.
En cuanto a la cooperación en la naturaleza, aparte de ya saberlo, me hace gracia porque me has pillado estudiando antropología ambiental y leyendo a un tipo que criticaba cómo la ideología capitalista ha influido en la explicación de la naturaleza, desde Hobbes y Adam Smith.
Bueno, te seguiré leyendo y muchas gracias por tu respuesta.

Mario Lopez de Avila Munoz

Muchas gracias por tu comentario, Paco. Coincidimos en la elección - esa entrada es una de mis favoritas. Típicamente pasó bastante desapercibida. Me alegro mucho de que te gustase :-)

Muy buena pregunta. Mi recomendación a los emprendedores, sobre todo durante los primeros meses de trabajo, es que se olviden por completo de la competencia. Esta recomendación tiene sentido especialmente cuanto mayor sea el grado de innovación de la iniciativa emprendedora. En las primeras entrevistas solemos centrarnos en los potenciales clientes. Si tenemos razones para pensar que el usuario del producto o servicio y el que paga por él son diferentes agentes, los incluímos a ambos. Si identificamos algún prescriptor o intermediario, también lo incluímos. En general, pasamos de la competencia.

En la definición de la solución, insisto en que se verifique que la solución resuelve el problema manteniendo lo que de bueno tengan las soluciones ya existentes, mejorando aquellos elementos que son insatisfactorios y removiendo todos los obstáculos a su adopción, para facilitar el cambio de lo que hay a lo que ofreces. Nuevamente, paso de la competencia, aunque sí que tengo en cuenta lo que ofrecen.

La competencia es desde luego una parte interesada y en algunos casos puede ejercer una influencia decisiva en tu proyecto. No digo que no sea interesante y que no puedas aprender de ella. Es más, un mejor conocimiento del negocio de un competidor pudiera ayudar a identificar una posibilidad de abrir colaboraciones - una 'coopetición' provechosa para ambas partes. Pero también es verdad que hasta cierto punto tú eliges a tu competencia al decidir cómo quieres posicionar tu producto y tu empresa [vale, al final es el mercado el que decide, pero déjame que mantenga la ilusión de que algo podemos hacer al respecto]. Así que en un momento dado puedes elegir no competir con nadie. ¿Sorprendido?

Verás, en la naturaleza las especies NO compiten. Es un mito muy extendido, pero equivocado. El grueso de la competencia es intraespecífica. Cuando dos especies compiten por un mismo nicho/recurso, una termina siempre desplazando a la otra y eso sucede muy rápido, en unas pocas generaciones. Lo que observas, más bien, es que cada especie se busca un hueco en el que no tiene que competir con ninguna otra. Volviendo a la competencia, recomiendo usarla para identificar los 'huecos' no ocupados en el mercado. Alguien llama a eso 'océanos azules', pero estaba inventado desde mucho antes. Mi post "Cómo diferenciar en 12 minutos tu modelo de negocio" va en esa línea.

Lo dicho, gracias por tu pregunta.

Paco

Hola, hace muchos años que te leo y me parece genial tu blog. De hecho, una de tus ultimas entradas "Making a difference for entrepreneurs" fue inspiradora.
Quería hacerte una pregunta en relación a las entrevistas con una de las partes interesadas: si una de esas partes está claramente en oposición o competencia conmigo, ¿qué interés puede tener en entrevistarse conmigo? Y de ahí, suponiendo que finalmente la entrevista se concediera, ¿qué puedo obtener yo?
La verdad es que soy incapaz de imaginarme la situación.

Gracias de antemano y un saludo

The comments to this entry are closed.

Categories