« Rocks Into Gold, a parable | Main | Las nubes de elBulli »

01/26/2009

Comments

Na8

No entro en este blog desde el día 26 que comente en el post del libro, pero nada más entrar hoy, me he dado cuenta que ya sabes por ti mismo y sin que yo te lo cuente, lo que yo hice para conseguir disfrutar de una mesa en El Bulli.

Ya me contarás si te gustó lo que preparan para esta temporada.

:-)

Mario

Nacho, eres una caja de sorpresas! :-) Bueno, creo que no puedes dejar la cosa así, vas a tener que dar algún detalle más, eh? A ver, cómo es eso de que tus "habilidades de consultor" te consiguieron la mesa? Cuenta, cuenta!!!

Y con respecto de La Kitchen, vale, es el restaurante de mi hermano, pero ni él se atrevería a compararse con ninguno de los que citas. La Kitchen es un buen restaurante, ni más, ni menos :-)

[Por cierto, Sergi Arola, buen amigo de la Rubia, ya no lleva La Broche. Ahora tiene su propio restaurante, Gastro Arola, del que puedo dar fe mantiene con justicia las dos estrellas Michelín].

Na8

Mario, me llama mucho la atención tu post, porque fue precisamente la "identificación, reflexión... y la presentación de posibles direcciones de solución al dilema de ElBulli", lo que me permitió disfrutar de una mesa para mi mujer y para mi, y una fantástica experiencia en el mencionado local, hace ahora 5 años. Cuestión que se demoro menos de 2 meses desde mi petición hasta que recibi la negativa y mi mejor respuesta "en positivo" luego y la visita a Rosas. En el proceso desplegue mis habilidades como consultor :-) y se me recompensó con la aceptación final de mi petición original y el reconocimiento y atención personal de Juli Soler.

No tenía el dato de los 2.000.000 de peticiones que ahora ofreces y, a tenor del mismo, debo ser realmente afortunado pues envíe 2 peticiones para esta temporada, una personal y otra corporativa, y la personal me llevará de nuevo a Rosas en Septiembre.

Pensaba que el libro "Un día en El Bulli" era poco más que un albun de fotografías que recogía 24 horas del local, pero si a ti te ha gustado, será cosa de comprarlo.

Remato diciendo que El Bulli es un restaurante mágico y realmente fantástico!!!. He visitado muchos que también están muy bien pero que, en mi opinión, les van a la zaga.

Mi recomendación para los que quieran disfrutar de estas experiencias maravillosas, (que exceden mucho a lo meramente gastronomico) y no son afortunados con su petición a El Bulli, pasan por: Mugaritz (Andoni Aduriz) en Renteria, Casa Marcelo (Marcelo Tejedor) en Santiago de Compostela, Arzak (Juan Mari Arzak) en San Sebastian, Atrio (Toño Perez) en Cáceres, La Brioche (Sergi Arola) en Madrid, Galileo (Flavio Morganti) en Orense...

Por cierto... Todavía no conozco The Kitchen, en Madrid. :-) Será cosa de que me invites si quieres que te desvele mis habilidades de consultor en el mundo de la gastronomía. jajaja! :-)

The comments to this entry are closed.

Categories