« Una nube para un 'manzano' | Main | Evaporando la nube del Sr. Manzano »

12/05/2005

Comments

galufante

Subjetivista, me ha salido subjetivista...

Que conste que mi previsión era situacionista neto, debo ser más trepa de lo que pienso..

Agur.

Mario

jeje... caray, cuánto "situacionista" hay por aquí suelto... a ver si iba a tener razón el amigo Telémaco!! Pero no, empiezo a pensar que la similitud en la respuesta se debe a que, después de todo, los iguales se atraen, no repelen, al contrario de lo que dice la sabiduría popular.

Bueno, hablando en serio, tengo la impresión de que la redacción de las cuestiones del test, por un lado, y el hecho de que se trate de una versión reducida del original desarrollado por Forsyth está sesgando las respuestas del personal. Y es que difícilmente encontraremos a personas tan sinceras como para reconocerse a sí mismas que, en el fondo, lo que les ocurra a los demás se la trae al pairo... aunque así sea en su caso buena parte de las veces. Conozco a muchas personas que están absolutamente convencidas de su 'superioridad moral' - lo que es peor, han convencido a otros muchos - y que no dudan en barrer para casa en cuanto surge la ocasión. Qué gran virtud, el Autoengaño!!

Euge

Ahí estamos, de esquina gastronómica (qué buena la rosca pringa) a esquina situacionista... :-)

Mario

Totalmente de acuerdo, Alberto. Hay una variante de esta estrategia, que alguien - Dios mío, el alzheimer!! - denominó 'la estrategia del delfín'. El 'delfín', como tipo psicológico, ofrece siempre en primer lugar una aleta, a la otra parte. A continuación actúa en función del resultado de la interacción. Si el otro se comporta como un tiburón y muerde, el delfín devuelve el golpe MULTIPLICADO por 100000. Tal reacción se lleva a cabo sin ningún tipo de 'malrollito emosioná'; el delfín actúa desde el convencimiento de que de esta forma está ayudando al tiburón a entender mejor cómo deberían funcionar las cosas. Una vez aclarada la cuestión, el delfín, siempre, siempre, vuelve a tender la aleta. Como si no hubiera pasado nada.

También pudiera ocurrir que el otro sea una 'carpa'. Las carpas actúan movidas básicamente por el miedo o por la codicia ruin, mezquina. Pueden no entender la oferta generosa del delfín, quedarse pasmadas mirando aquella aleta sin saber muy bien qué hacer. El delfín, en ese caso, la deja en su charca y sigue su camino buscando otros mares. Si la carpa actúa con codicia, el delfín puede sentirse generoso y olvidar el asunto, continuando su viaje - es lo normal - o bien puede optar por darle una tremenda hostia, a ver si espabila y volver a tenderle la aleta.

Te habrás imaginado que desde el primer momento me identifiqué como un delfín (ejem). Delfines son también mi socia, Ana, mi rubia, mi socio David, mi hermano y otras muchas personas que me rodean... porque LO QUE DE VERDAD funciona para los delfines, amigo Alberto, la mejor estrategia posible, es BUSCAR A OTROS DELFINES - como tú - con los que nadar, siempre a la búsqueda de nuevos horizontes y pasándolo muy bien por el camino - juntos.

Mario

Gracias, Telémaco, tomo nota de tu observación. Lo cierto es que no tenía mucha confianza en la claridad de las instrucciones que os ofrecía, así que dejé a propósito las respuestas como ejemplo.
Sabía que existía el riesgo de que los valores ofrecidos actuaran como "anclas", condicionando las respuestas del usuario. Pero también sabía que tratándose de los hipotéticos lectores de este blog, en su mayoría personas muy inteligentes - 97,65% según datos proporcionados por la HighIQ International Association - y muy capaces de pensar de manera crítica e independiente, este riesgo tenía una probabilidad muy baja de ocurrencia, así que decidí asumirlo... y es que soy un valiente, qué carajo!

Alberto

Me sale situacionista, por la gracia de ¿?.
De cualquier manera, como decían La P*lla Records: "Si quieres identificalme, tienes un poblema".
Los seres humanos oscilamos enter lo absurdamente complejo y lo estúpidamente simple.

Por mi parte, procuro dar a los demás lo mismo que me dan a mí, y un poquito más.
El otro día, leyendo La máquina de los memes, de Susan Blackmore, me entero de que ésa es la mejor estrategia para afrontar el dilema del prisionero: colaborar al principio y luego repetir el comportamiento del otro. Según estudios científicos muy serios y todo.

 Blonde

Para que no sigas tratando de suponer. Realmente suena fatal la palabreja "situacionista", pero claramente eso es lo que me sale :-)

telemaco

Gracias por la Excel. Es muy interesante.

Aunque deberías quitar "las respuestas" a las preguntas porque en cierta manera condicionan.

The comments to this entry are closed.

Categories